Citroen e-Mehari (2018)

/ 379

Citroen e-Mehari

un coche mejor equipado con un nuevo techo rígido y ventanillas de cristal

 

 

 

Citroën acaba de presentar la renovación del E-Merahri, su modelo con motor eléctrico más lúdico. Recibe un habitáculo completamente rediseñado, mejoras en acabados y una revisión de sus líneas exteriores que adoptan el nuevo lenguaje estético de la marca. También se aumentan las posibilidades de personalización.

Citroën es un fabricante que siempre ha destacado por el diseño de sus modelos. El Citroën E-Mehari es un claro ejemplo de ello, como demuestran sus líneas poco poco convencionales y su caracter desenfadado.

 

El simpático modelo eléctrico se pone al día ahora con novedades que comienzan en su habitáculo, completamente rediseñado y fabricado con materiales de mayor calidad y resistentes al agua–. El E-Mehari 2018 equipa un nuevo volante de tres radios, nuevos asientos y nuevos portaobjetos repartidos de forma por el vehículo. Así mismo, se ha mejorado el aislamiento acústico y térmico y estrena, en opción, un nuevo techo rígido con ventanillas de cristal.

Los diseñadores de Citroën también han renovado su exterior para adoptar la nueva línea de diseño de la marca. Incorpora nuevas llantas de 15 pulgadas que han denominado como ‘give me five’ –choca esos cinco– y se amplían las posibilidades de personalización, así como el equipamiento. Recibe el sistema ‘Easy Entry’ para acceder a las plazas traseras, y añade cuatro airbags, encendido automático de las luces de cruce y el sensor de presión de los neumáticos.

 

Para potenciar aún más su lado lúdico, la carrocería del Citroën E-Mehari está fabricada en ABS –material plástico termoformado–, que ofrece resistencia y ligereza. No se ve afectado por la corrosión y apenas necesitan mantenimiento, que sumado a los guarnecidos estancos de los asientos y los revestimientos del interior, permite limpiarlo tras un día de playa con una manguera tanto por fuera, como por dentro.

Mantiene su motor 100% eléctrico, con una batería de LMP –Litio Metal Polímero– de última generación. La potencia de su motor es de 50 kilovatios, equivalentes a 68 caballos y el par asciende hasta los 166 Newton metro –un 20% adicional–. Puede alcanzar los 110 kilómetros/hora y homologa una autonomía de 195 kilómetros. La carga de la batería se completa en 10 horas y 30 minutos en tomas de 16A, mientras que en una convencional necesita 16 horas y 30 minutos.

 

 

 

 

Fuente: soymotor.com

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailfacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Related Posts