Ejército ruso

/ 111

Ejército ruso

 

bombardea por accidente a unos civiles durante sus últimos juegos de guerra

 

 

 

Al menos dos civiles resultaron heridos el lunes en un bombardeo durante los “juegos de guerra” del ejército ruso. En los videos del incidente que han aparecido en YouTube parece que uno de dos helicópteros dispara a una zona donde había civiles disfrutando del espectáculo. Los medios de comunicación rusos informan de que el incidente está siendo investigado por los militares.

Se cree que estos ejercicios de guerra, denominados “Zapad-2017” o “West 2017”, son la mayor muestra de fuerza militar de Rusia desde la caída de la Unión Soviética. Unos juegos de guerra que llegan en medio de las tensiones con los Estados Unidos ahora que el mundo está funcionando como en la Guerra Fría, un periodo que aparentemente terminó en 1991.

El ataque de helicóptero que dejó al menos dos heridos ocurrió en un lugar de pruebas cerca de Luga. El mismo lugar al que fue ayer el propio Vladimir Putin para contemplar los juegos de guerra. Luga está a unos 70 kilómetros de la frontera de Rusia con Estonia, un miembro de la OTAN.

En un video, una persona camina de manera casual por la escena mientras observa los helicópteros que sobrevuelan la zona. Uno de los helicópteros dispara a solo unos metros de esa persona, lo que hace que el que está grabando el video salga corriendo.

 

 

 

Por ahora el ejército culpa a un “fallo técnico” del incidente, aunque la investigación sigue en curso. La región fue azotada por el mal tiempo ayer, pero eso no ha sido planteado como un posible desencadenante del bombardeo.

“Al menos dos coches fueron calcinados, y dos personas resultaron gravemente heridas y ahora están hospitalizadas”, dijo una fuente anónima a los medios de comunicación rusos, según una traducción al inglés del diario Moscow Times.

“Las víctimas eran probablemente periodistas”, añadió la fuente, aunque las víctimas aún no han sido identificadas por ninguna fuente de noticias.

 

 

Un video del incidente ya ha sido retirado de YouTube, pero otro muestra una perspectiva más cercana, así como las consecuencias del bombardeo.

Se dice que aproximadamente 12.700 militares rusos y bielorrusos participan en los ejercicios de West-2017, aunque los críticos occidentales creen que son más. El número exacto es importante porque si superase los 13.000 Rusia estaría obligada bajo un tratado de 2011 a permitir los observadores occidentales.

Rusia dijo haber probado un misil balístico el lunes que es capaz de llevar una ojiva nuclear, algo que Estados Unidos ha hecho recientemente en su propia muestra de fuerza contra Corea del Norte.

Los medios de comunicación de habla inglesa respaldados por el Kremlin, como RT y Sputnik, aún no han informado sobre el incidente. Pero estoy seguro de que lo harán pronto.

No he podido confirmar antes de publicar si el nombre oficial de esta periodo es Nueva Guerra Fría, Guerra Fría 2.0 o algo completamente diferente. Como sea que decidamos llamarla, la situación, obviamente, no es la ideal.

 

Fuente: es.gizmodo

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailfacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Related Posts