Kia Stonic (2018)

/ 175

Kia Stonic

 

el B-SUV que quiere ser tan relevante como Rio

El nuevo KIA Stonic mide 4,14 metros de longitud. Su altura —1,52 metros— es menor que la de la mayor parte de sus competidores y eso le confiere un aspecto a medio camino entre un turismo y un todoterreno. Puede tener motores de 84, 110 y 120 CV (listado con todas las versiones, precios y equipamientos).

Algunas de sus alternativas son el Citroën C3 Aircross, el Ford EcoSport, el Hyundai Kona, el Nissan Juke, el Renault Captur, el SsanYong Tivoli o el Suzuki Vitara. Todos ellos pueden parecer más campestres que el Stonic, dada su mencionada mayor altura, pero realmente ninguno está especialmente indicado para un uso fuera del asfalto (quizá, el que más, es el Suzuki).

 

Está en venta desde 14 680 euros con un motor de gasolina de 84 CV. El Diesel de 110 caballos está en venta desde 17 630 euros. De sus rivales sólo es más barato el SsangYong Tivoli, que en general no resulta tan satisfactorio como el KIA. El Suzuki Vitara tiene un precio algo más bajo y un equipamento un poco menos completo; el resto son más costosos. Listado de todoterrenos Diesel entre 100 y 120 CV de potencia con carrocería cuya longitud está comprendida entre 4,1 y 4,3 metros.

Si entrásemos al interior del KIA Stonic sin ver la carrocería, apenas tendríamos sensación de ir en un vehículo sobreelevado. La disposición de sus asientos y mandos (pedales y volante) es la habitual en un turismo normal (como puede ser el KIA Rio) y se parece poco a la de un todoterreno ligero (como puede ser el Sportage).

 

Tanto el espacio destinado a los ocupantes como a la carga son de dimensiones intermedias respecto a sus principales rivales. Por ejemplo, el Nissan Juke tiene plazas traseras de menor tamaño y las del Ford EcoSport son más grandes.

 

El KIA Stonic tiene buena relación entre precio y producto. Es un coche atractivo y práctico dentro de la sencillez (tanto por materiales como por soluciones técnicas) y al que no le falta equipamiento. Da buen servicio en un uso cotidiano, ya sea por ciudad o carretera, pues tiene motores que dan buena respuesta y capacidad de aceleración.

El motor de gasolina de 1,0 litros y 120 caballos hace al Stonic un vehículo veloz en cualquier tipo de vía. De hecho, es posible que quien no esté muy interesado en las prestaciones, tenga suficiente con la variante de este motor de 100 caballos, que llegará en 2018. Con el motor Diesel de 110 caballos el ritmo de marcha que se puede sostener también es elevado y el empuje que se obtiene al pisar el acelerador en marchas largas es aún mayor que con el de gasolina. No hemos probado el motor de menor potencia.

El KIA Stonic de 84 caballos se distingue a simple vista porque es el único que tiene llantas de 15 pulgadas; los otros dos llevan unas de 17. De momento, todos tienen una caja de cambios manual. A mediados de 2018, el Stonic con el motor de 120 caballos podrá tener un cambio automático de siete relaciones.

 

 

 

 

 

Fuente: km77

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailfacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Related Posts